Proyecto Educativo de Centro

Objetivos generales de Centro

 

Las anteriores líneas generales de actuación, que tienen su base de modo esencial en el artículo 4 de la LEA, nos llevan a proponer los siguientes objetivos generales para nuestro Centro:

1. Fomentar un clima escolar que favorezca el esfuerzo y el trabajo, así como el desarrollo de valores en los alumnos, con el fin de contribuir a la formación de ciudadanos libres, críticos y democráticos.

2. Potenciar la participación y colaboración de los distintos sectores de la comunidad educativa en la vida del Centro

3. Completar la formación integral del alumno a través de la iniciación, conocimiento y uso funcional de las nuevas tecnologías de la información y comunicación.

4. Iniciar al alumnado de 2º Ciclo de Educación Infantil en el conocimiento de una lengua extranjera –Inglés–, continuando en una línea del Ciclo de Primaria, como medio de enriquecimiento personal y apertura a otras culturas.

5. Mantener, y extender a las familias, el programa de Animación a la lectura que funciona en el Centro, sustentándolo en los siguientes pilares: Biblioteca general y biblioteca de aula, para potenciar la lectura comprensiva y la adquisición de un vocabulario rico.

 

Análisis del contexto

Características socio-económicas.

Del barrio.

EL colegio se encuentra situado en la zona noroeste de la población, en la zona de La Soledad, de Chiclana de la Frontera, CEIP AL-ANDALUS.

Dentro de la zona, o en sus alrededores, se encuentra el Cementerio, el parque de la Soledad, y su Capilla.

La zona está en continua expansión desde que se construyó el colegio, pasando de ser el edificio principal, a estar inmerso en un conjunto residencial amplio de casas unifamiliares y algunos chalets de lujo, tanto es así que desde hace unos años existe un nuevo centro (Sancti Petri) colindante con el nuestro, el cual tiene como alumnado a todos los niños y niñas de la zona, quedando el nuestro reservado a todo el alumnado de transporte (zona de Carboneros, Gallos, Barrosa…) de barrios del extrarradio de la ciudad; además existe un coqueto parque con una pista que es utilizada por el club de patines en línea para su entrenamiento diario.

También contamos con un CEIP en la playa de la Barrosa que acoge a la población cercana al mismo, reduciendo nuestra escolarización a la zona urbana.

La población de esta zona es bastante joven, está formada por personas que se han ido asentando, construyéndose sus propias casas-chalets a las afueras del hasta hace poco “pueblo”, por lo que un porcentaje alto es propietario de su vivienda, y con un poder adquisitivo medio-alto.

Las familias tienen una buena relación con el Centro, si bien tienen sus viviendas bastantes alejadas del mismo, se encuentran bastante preocupados por la educación de sus hijos, sobre todo los padres y madres de los alumnos/as de cursos más bajos, asistiendo con regularidad a las reuniones convocadas, así como involucrándose en la participación de sus hijos e hijas en toda la amplia oferta de actividades extraescolares de que dispone un centro con AULA MATINAL, COMEDOR…

De la población.

Se trata de un pueblo costero de la provincia de Cádiz, situado aproximadamente a 30 km. de la capital de la provincia y enclavado dentro de la mancomunidad de municipios de la Bahía de Cádiz. Toda la zona es muy atrayente para el turismo, siendo éste, junto con el sector servicios, su principal fuente de ingresos, aunque sólo durante varios meses al año, sin embargo últimamente se está tendiendo al turismo continuo; el resto se completa con la agricultura, pesca, industria y construcción.

La población no ha disminuido, a pesar de la bajada de la natalidad en zonas cercanas, gracias a cierto flujo de población procedente de la capital e inmigrantes de países que se asientan definitivamente en nuestra ciudad, con aproximadamente 72.000 habitantes, en un censo reciente publicado por la prensa local, y que prefieren vivir en “pueblos” cercanos buscando una mejor calidad de vida.

También hay que destacar la creciente venida de familias extranjeras (rusos, marroquíes, ingleses, belgas, alemanes, chinos…) a vivir en la zona de la playa, parejas jóvenes que matriculan a sus hijos/as en este Centro.

Los problemas principales a los que se enfrenta la ciudad son:

Gran aumento del número de parados y de trabajos eventuales, con las consiguientes malas expectativas para un gran parte de la población...

Enorme diferencia de actividad en algunos sectores de verano a invierno.

Aumento, en los últimos tiempos, de la delincuencia y la drogodependencia en el sector juvenil; debido fundamentalmente al aumento no progresivo de la población 45.000 hace tan sólo 10-15 años y 72.000 en estos momentos, del paro, a las malas expectativas de trabajo y la insuficiente o mal enfocada oferta cultural y deportiva que ofrece el consistorio, en particular y las distintas entidades en general.

Características Culturales.

Relación con las Instituciones.

En el centro colaboran diversos organismos como son la Concejalía de Bienestar Social, la Concejalía de la mujer, la Concejalía de Deportes en coordinación con el Patronato Municipal de Deportes, distintas entidades tanto culturales como deportivas para la realización de las actividades extraescolares, la Concejalía de Educación, Medio Ambiente, la Biblioteca Municipal y Radio.

Características del Centro.

Se trata de un centro de Educación Infantil y Primaria de 23 unidades y tres líneas. Cuenta con 9 unidades de Educación Infantil (3, 4 y 5 años) y 15 unidades de Educación primaria (3 de 1º y 2 de 2º; 3 de 3º y 3 de 4º, 2 de 5º y 2 de 6º), pero su tendencia es a tener tres líneas completas y un aula específica.

 

Profesorado.

El equipo directivo consta del Director que es tutor del 3º Ciclo y la Jefa de Estudios y Secretario que comparten una tutoría de Educación Infantil. La organización del mismo es bastante eficiente, si bien es necesario un tiempo de asentamiento y coordinación entre ellos y con toda la comunidad educativa. En cada ciclo se nombra al coordinador, el cual reúne quincenalmente a su equipo docente y éste a su vez, se reúne con los demás coordinadores y equipo directivo (salvo el secretario) en el Equipo Técnico de Coordinación Pedagógica (E.T.C.P.), al menos dos veces al mes.

En el centro imparten clases 36 maestros, 25 tutores, 2 profesores de apoyo de primaria , 2 especialistas de Educación Física, 2 especialistas de Pedagogía Terapéutica, 2 especialistas en logopedia (itinerantes), 1 especialista de Música, 2 especialistas de Religión y 3 especialistas de Idiomas. De éstos 31 maestros/as son definitivos en el centro y seis mayores de 55 años.

Instalaciones.

El centro cuenta con un edificio principal de dos plantas construido de forma provisional para el curso 1979-1980 y con material prefabricados, en el que se ubican la dirección del centro, secretaría, la jefatura de estudios, sala de profesores y profesoras, almacén de materiales de Educación Física (hueco de escalera exteriores), las aulas de primaria, sala de audiovisuales, aula de Música, aula de logopedia, biblioteca, departamento de religión y educación física, departamento de inglés y servicios. Este edificio en época de lluvias sufre de numerosas goteras en sus aulas. Todo el centro tiene instalada calefacción con aparatos acumuladores de calor para paliar los días de frío.

Contamos con un fabuloso patio interior y unas aulas amplias y luminosas.

Existen otros dos edificios anexos, en los que se ubica toda la etapa de Educación Infantil.

Además contamos con un edificio, en un principio “gimnasio”, en este momento comedor y S.U.M., con un suelo de terrazo poco apropiado para la práctica de la Educación Física.

Tenemos un patio dividido en una pista de baloncesto, un campo de Fútbol-Sala o Balonmano, y dos pistas pequeñas de pavimento para distintos usos, además hay zonas aledañas todas ellas pavimentadas y por último una zona de tierra con eucaliptos, destinada una parte para recreo de los alumnos y alumnas de Infantil y otra para zona de juegos de Primaria.

A la entrada principal del Centro se encuentra un edificio que consta de dos espacios, uno para aula matinal y otro para el AMPA.

Relación con la A.M.P.A.

Además de coordinar las actividades extraescolares y colaborar en algunas actividades complementarias se encarga de gestionar la asociación de padres y madres, tanto en lo económico como en lo que se refiere a las actividades o material para el alumnado.

Todo el personal del centro mantiene una cordial y directa relación con los padres y madres del AMPA que se prestan a colaborar en todo aquello que se les propone, de forma altruista y comprometida. En definitiva la relación es continua, estrecha y muy positiva.

Servicios que presta el centro (Plan de apertura: aula matinal, comedor, transporte y actividades extraescolares).

Este servicio ofrece a las familias:

- Aula matinal: Empieza a recibir al alumnado desde las 7:30h de la mañana por monitores especializados de la empresa ARQUISOCIAL. Al alumnado se les da el desayuno.

- Comedor: Funciona desde las 14:00 h. que terminan las clases, acogiendo al alumnado monitores de la empresa BRÂSSICA GROUP. Después del almuerzo estos monitores realizan actividades variadas hasta las 16:00h en que son trasladados en el transporte aquellos/as alumnos/as que no realicen actividades extraescolares.

- Transporte escolar: Además el Centro ofrece el transporte escolar en el horario matutino de clases con tres líneas tendentes a desaparecer y una línea para el usuario de comedor. En dichos autobuses se encargan del cuidado de los niños/as los respectivos monitores. Después del comedor, a las 16:00h, el transporte traslada al alumnado que no continúe con actividades en el Centro.

- Actividades extraescolares: Estas actividades están organizadas por ERA a la que pertenecen los monitores /as. Comienzan a las 16:00h y se ofrecen las siguientes: Informática, Inglés, Baile, Tenis, Aerobic, Cuenta-cuentos, Refuerzo

Estudio.

Somos Centro bilingüe (inglés) desde el curso (2007-2008)


 

Fundamentación y Legislación

El ROC es un documento elaborado con dos finalidad concretas:

Disponer, tanto a nivel de centro como de profesorado y familias, de un recurso orientativo y con la mayor información, tanto pedagógica como de organización y funcionamiento.

Para las familias es un referente del carácter pedagógico en la educación de sus hijos/as.

Por lo tanto, debe partir del acuerdo del claustro y debe ser un documento que emana del consenso, o de no ser posible, de al menos el acuerdo por mayoría del profesorado, y no impuesto.

En los aspectos que aprueba el Consejo Escolar, y que elabora el equipo directivo del centro, el claustro debe ser escuchado.

Actuaciones previas a la elaboración del ROC:

Se ha partido de la realidad del centro para la definición de los objetivos particulares que éste pretende alcanzar. Para ello:

a. Se ha realizado un análisis de las características del entorno social y cultural donde el centro se halla ubicado.

b. Se han descrito las características del alumnado al que se ha de atender, delimitando grupos significativos con particularidades diferenciales.

Fuentes documentales que han servido para el análisis de la realidad del centro.

El equipo directivo ha realizado una planificación de las tareas y actuaciones necesarias para la elaboración del proyecto educativo, teniendo en cuenta el plazo previsto para su realización (doce meses, según la D. Transitoria 1ª del Decreto 328/2010). Para ello:

a. Se ha trazado un plan de reuniones de diferentes órganos de gobierno, de coordinación didáctica y de otras instancias (AMPA, EOE, Asociaciones de Vecinos, Distrito Municipal...)

b. Se ha ideado un sistema para poder recoger sugerencias y aportaciones de los distintos sectores de la Comunidad Educativa (artículo 21.4 del Decreto 328/2010).

c. Se han nombrado responsables en los cuales se ha delegado algún aspecto del contenido del Proyecto Educativo.

d. Se han respetado las competencias atribuidas al Claustro de Profesorado en el artículo 20.3 del Decreto 328/2010.

Nuestro centro está adscrito al IES “Ciudad de Hércules” con el que no nos hemos coordinado para elaborar este documento.

Para fundamentar nuestro ROC tomamos como punto de partida el Decreto 328/2010 en sus artículos 19 y 20:

Artículo 19:

1. Las escuelas infantiles de segundo ciclo, los colegios de educación primaria, los colegios de educación infantil y primaria y los centros públicos específicos de educación especial contarán con autonomía pedagógica, de organización y de gestión para poder llevar a cabo modelos de funcionamiento propios, en el marco de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de la Ley 17/2007, de 10 de diciembre, en los términos recogidos en este Reglamento y en las normas que lo desarrollen.

2. Dichos modelos de funcionamiento propios, que podrán contemplar planes de trabajo, formas de organización, agrupamientos del alumnado, ampliación del horario escolar o proyectos de innovación e investigación, se orientarán a favorecer el éxito escolar del alumnado.

3. Las escuelas infantiles de segundo ciclo, los colegios de educación primaria, los colegios de educación infantil y primaria y los centros públicos específicos de educación especial concretarán su modelo de funcionamiento en el proyecto educativo, en el reglamento de organización y funcionamiento y en el proyecto de gestión.

4. Constituyen elementos determinantes del funcionamiento y la gestión de los centros docentes la autonomía, la participación, la responsabilidad y el control social e institucional.

5. Las escuelas infantiles de segundo ciclo, los colegios de educación primaria, los colegios de educación infantil y primaria y los centros públicos específicos de educación especial darán cuentas a la comunidad educativa y a la Administración de su gestión y de los resultados obtenidos.

6. La Consejería competente en materia de educación dotará a los centros docentes de recursos humanos y materiales que posibiliten el ejercicio de su autonomía. En la asignación de dichos recursos, se tendrán en cuenta las características del centro y del alumnado al que atiende.

Artículo 20. El Plan de Centro.

1. El proyecto educativo, el reglamento de organización y funcionamiento y el proyecto de gestión constituyen el Plan de Centro.

2. El Plan de Centro será elaborado por el equipo directivo y aprobado por el Consejo Escolar, sin perjuicio de las competencias atribuidas al Claustro de Profesorado en el apartado siguiente. En su elaboración el equipo directivo requerirá la colaboración e implicación del equipo técnico de coordinación pedagógica y de otros órganos de coordinación docente.

3. El Claustro de Profesorado formulará propuestas al equipo directivo para la elaboración del Plan de Centro, fijará criterios referentes a la orientación y tutoría del alumnado, informará el reglamento de organización y funcionamiento y aprobará y evaluará los aspectos educativos del Plan de Centro a que se refieren las letras b), c), d), e), f), g), k), n) y ñ) del artículo 21.3 (Proyecto educativo)

4. El Plan de Centro tendrá un carácter plurianual, obligará a todo el personal del centro y vinculará a la comunidad educativa del mismo. Se podrá actualizar o modificar, en su caso, tras los procesos de autoevaluación a que se refiere el artículo 26 o a propuesta del director o directora en función de su proyecto de dirección.

5. El Plan de Centro será público y se facilitará su conocimiento por la comunidad educativa y la ciudadanía en general.

Artículo 21. El Proyecto de Centro.

1. El proyecto educativo constituye las señas de identidad del centro docente y expresa la educación que desea y va a desarrollar en unas condiciones concretas, por lo que deberá contemplar los valores, los objetivos y las prioridades de actuación, no limitándose sólo a los

aspectos curriculares, sino también a aquellos otros que, desde un punto de vista cultural, hacen del centro un elemento dinamizador de la zona donde está ubicado.

2. El proyecto educativo definirá los objetivos particulares que el centro se propone alcanzar, partiendo de su realidad y tomando como referencia la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, y la Ley 17/2007, de 10 de diciembre, acerca de los principios que orientan cada una de las etapas educativas que se imparten en el mismo y las correspondientes prescripciones acerca

del currículo.

LEGISLACIÓN:

Además del anterior Decreto, tomaremos como punto de partida:

LOE.

LEA .( Orden de 10 de agosto de 2007)

Resolución de 31 de mayo de 2010 en la que se aprueba el calendario escolar para el curso 2010-2011 y las instrucciones complementarias para su aplicación.

Orden de 13 de julio de 2.010 en la que se aprueba el Reglamento Orgánico 20 de agosto de 2010 en la que se regula la organización y el funcionamiento, así como el horario del centro, del alumnado y del profesorado.

Orden de 8 de septiembre de 2010 en la que se establece el procedimiento para la gestión de sustituciones del profesorado.

Orden de 24 de julio de 2006, regula determinados aspecto sobre organización y funcionamiento de centros bilingües.

Instrucciones de 14 de octubre de 2008 sobre los auxiliares de conversación y otros colaboradores lingüísticos.

Instrucciones de 31 de agosto de 2010 sobre la organización y funcionamiento de la modalidad de enseñanza bilingüe para el curso 2010-2011

Instrucciones de 22 de septiembre de 2010 sobre la organización y funcionamiento de las bibliotecas escolares para el curso 2010-2011.

Orden 24 de febrero de 2011 en la que se desarrolla el procedimiento de admisión del alumnado.

Decreto 40/2011 de 22 de febrero por el que se regulan los criterios y procedimiento de admisión del alumnado.

Asumir la autonomía de organización que las normas nos ofrecen, fomentar la participación en la gestión y funcionamiento del Centro de los distintos elementos de la comunidad educativa, actuar de manera responsable en estos cometidos y admitir el control social e institucional del centro constituyen la última de las líneas de trabajo que ahora explicitamos.

   

Plan de Convivencia

INDICE

1. INTRODUCCIÓN.

2. DIAGNÓSTICO DEL ESTADO DE LA CONVIVENCIA EN EL CENTRO.

3. OBJETIVOS QUE SE PERSIGUEN CON EL PLAN DE CONVIVENCIA.

4. NORMAS DE CONVIVENCIA GENERALES DEL CENTRO.

4.1. NORMAS PARA EL ALUMNADO

4.2. NORMAS PARA LAS FAMILIAS

4.3. NORMAS PARA EL PROFESORADO

4.4. NORMAS DEL AULA

4.5. NORMAS DEL AULA MATINAL

4.6. NORMAS DEL TRANSPORTE ESCOLAR

4.7. NORMAS DE LAS ACTIVIDADES EXTRAESCOLARES

5. COMPOSICIÓN, PLAN DE ACTUACIÓN Y DE REUNIONES DE LA COMISIÓN DE CONVIVENCIA DEL CENTRO.

6. AULA DE CONVIVENCIA DEL CENTRO.

7. FUNCIONES DE LOS DELEGADOS Y DELEGADAS DEL ALUMNADO EN LA MEDIACIÓN PARA LA RESOLUCIÓN PACÍFICA DE LOS CONFLICTOS QUE PUDIERAN PRESENTARSE ENTRE EL ALUMNADO O ENTRE ÉSTE Y ALGÚN MIEMBRO DEL EQUIPO DOCENTE, PROMOVIENDO SU COLABORACIÓN CON EL TUTOR O LA TUTORA DEL GRUPO.

8. PROCEDIMIENTO DE ELECCIÓNY FUNCIONES DEL DELEGADO O DE LA DELEGADA DE LOS PADRES Y MADRES DEL ALUMNADO.

9. MEDIDAS A APLICAR EN EL CENTRO PARA PREVENIR, DETECTAR, MEDIAR Y RESOLVER LOS CONFLICTOS QUE PUDIERAN PLANTEARSE.

10. ACTUACIONES DE LA TUTORA O EL TUTOR Y DEL EQUIPO DOCENTE DE CADA GRUPO DE ALUMNOS Y ALUMNAS PARA FAVORECER LA INTEGRACIÓN DEL ALUMNADO DE NUEVO INGRESO, TANTO EN EL AULA COMO EN EL CENTRO.

11. ESTRATEGIAS Y PROCEDIMIENTOS PARA REALIZAR LA DIFUSIÓN, EL SEGUIMIENTO Y LA EVALUACIÓN DEL PLAN.


1. INTRODUCCIÓN.

El Plan de Convivencia según el Decreto 328/2010 de 13 de Julio por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de los centros de Infantil y primaria (Artículos 22 y 23).

1. El plan de convivencia incluirá, al menos, los siguientes aspectos:

a) Diagnóstico del estado de la convivencia en el centro y, en su caso, conflictividad detectada en el mismo, así como los objetivos a conseguir.

b) Normas de convivencia, tanto generales del centro que favorezcan las relaciones de los distintos sectores de la comunidad educativa, como particulares del aula, y un sistema que detecte el incumplimiento de las normas y las correcciones que, en su caso, se aplicarían, de conformidad con lo establecido en el Capítulo III de este Título.

c) Composición, plan de reuniones y plan de actuación de la comisión de convivencia.

d) Normas específicas para el funcionamiento del aula de convivencia del centro, a que se refiere el artículo 23.

e) Medidas a aplicar en el centro para prevenir, detectar, mediar y resolver los conflictos que pudieran plantearse.

f) Funciones de los delegados y de las delegadas del alumnado en la mediación para la resolución pacífica de los conflictos que pudieran presentarse entre el alumnado, promoviendo su colaboración con el tutor o la tutora del grupo.

g) Procedimiento de elección y funciones del delegado o de la delegada de los padres y madres del alumnado, entre las que se incluirá la de mediación en la resolución pacífica de conflictos entre el propio alumnado o entre éste y cualquier miembro de la comunidad educativa.

2. El plan de convivencia contemplará la figura del delegado o delegada de los padres y madres del alumnado en cada uno de los grupos. Será elegido para cada curso escolar por los propios padres, madres o representantes legales del alumnado.

Artículo 23. Aula de convivencia.

1. Los centros educativos podrán crear aulas de convivencia para el tratamiento individualizado del alumnado de educación primaria que, como consecuencia de la imposición de una corrección o medida disciplinaria por alguna de las conductas tipificadas en los artículos 33 y 36, se vea privado de su derecho a participar en el normal desarrollo de las actividades lectivas.

2. El plan de convivencia establecerá los criterios y condiciones para que el alumnado a que se refiere el apartado anterior sea atendido, en su caso, en el aula de convivencia. Corresponde el director o directora del centro la verificación del cumplimiento de dichas condiciones y la resolución a adoptar, garantizando, en todo caso, el trámite de audiencia a los padres, madres o representantes legales del alumno o alumna.

3. En estas aulas de convivencia se favorecerá un proceso de reflexión por parte de cada alumno o alumna que sea atendido en las mismas acerca de las circunstancias que han motivado su presencia en ella de acuerdo con los criterios del correspondiente equipo de orientación educativa y se garantizará la realización de las actividades formativas que determine el equipo docente que atiende al alumno o alumna.

4. En el plan de convivencia se determinará el profesorado que atenderá el aula de convivencia, implicando en ella al tutor o tutora del grupo al que pertenece el alumno o alumna que sea atendido en ella y al correspondiente equipo de orientación educativa y se concretarán las actuaciones que se realizarán en la misma, de acuerdo con los criterios pedagógicos que, a tales efectos, sean establecidos por el equipo técnico de coordinación pedagógica.


2. DIAGNÓSTICO DEL ESTADO DE CONVIVENCIA DEL CENTRO.

Haciendo un ejercicio de “memoria de los conflictos” que hemos tenido la oportunidad de atender en los últimos seis años, podríamos llegar a la conclusión de que, en su mayor parte, han sido acciones muy puntuales, no reiteradas, ni en el tiempo ni por parte de los mismos agentes, y que, en su mayoría, han sido resueltas a través de la conjunción de varios puntos de vista. Ciertamente, las familias han intervenido de forma directa, con sus aportaciones, con sus opiniones y con sus decisiones en la resolución de todos estos episodios. Este recorrido, de un lustro más un año, nos puede inclinar a afirmar que el estado de la convivencia en nuestro centro no es un asunto realmente preocupante.

Esta afirmación anterior no evita, desde luego, que tengamos que someternos a la modernidad y adecuemos nuestros procedimientos a una normativa que, por novedosa, nos ofrece otras oportunidades de actuación y enriquecen el catálogo de posibilidades a la hora de tomar decisiones.

No hemos de obviar tampoco que, a corto y medio plazo, las familias usuarias de nuestro centro educativo procederán de contextos socioeconómicos y socioculturales más diversos, viéndonos, por tanto, en la obligación de ser sensibles a esta nueva realidad. El nuevo mapa de zonas de escolarización planteado por el Servicio de Planificación y de Escolarización de la Delegación Provincial de Educación condicionará la procedencia de nuestro alumnado a partir del próximo curso escolar. Esta nueva sectorización puede ofrecernos la oportunidad de “la cercanía física” de nuestro alumnado y con ella una oferta de actividades que llene el tiempo de ocio de esta población y haga del centro un lugar de encuentro, incentivando la sensación de entender las instalaciones como suyas, cohesionando más, si cabe, a todos los elementos de una comunidad educativa cada vez más plural.

Desde este análisis entendemos como válidos LOS ESTATUTOS EUROPEOS PARA LOS CENTROS EDUCATIVOS DEMOCRÁTICOS SIN VIOLENCIA y explicitamos a continuación cada uno de sus postulados.

Todos los miembros de la comunidad educativa tienen derecho a un centro seguro y sin conflictos. Cada individuo tiene la responsabilidad de contribuir a la creación de un ambiente positivo que favorezca el aprendizaje y el desarrollo personal.

Todos tienen derecho a ser tratados y respetados por igual con independencia de sus características personales (sexo, raza, religión, etc…). Todos gozan de libertad de expresión sin riesgo de discriminación o represión.

La comunidad educativa garantiza que todos sus miembros conocen sus derechos y responsabilidades.

Cada centro educativo democrático posee un órgano de toma de decisiones elegido democráticamente y compuesto por representantes de los estudiantes, profesores, padres y otros miembros de la comunidad educativa según proceda. Todos los miembros de este órgano tienen derecho de voto.

En un centro educativo democrático, los conflictos son resueltos en estrecha colaboración con todos los miembros de la comunidad educativa, de una manera constructiva y sin violencia. Todo centro educativo tiene personal y alumnos preparados para prevenir y solventar los conflictos a través de actuaciones de mediación y consenso.

Todo caso de violencia es investigado y tratado con la mayor prontitud posible, y es examinado en profundidad ya sean alumnos o cualesquiera otros miembros de la comunidad educativa los implicados.

El centro educativo forma parte de la comunidad local. La cooperación y el intercambio de información con otras entidades locales son esenciales para la prevención y la resolución de los problemas.


3. OBJETIVOS QUE SE PERSIGUEN CON EL PLAN DE CONVIVENCIA

Facilitar a los órganos de gobierno y al profesorado instrumentos y recursos en relación con la promoción de la cultura de paz, la prevención de la violencia y la mejora de la convivencia en el centro.

Concienciar y sensibilizar a la comunidad educativa sobre la importancia de una adecuada convivencia escolar y sobre los procedimientos para mejorarla.

Fomentar en los centros educativos los valores, las actitudes y las prácticas que permitan mejorar el grado de aceptación y cumplimiento de las normas y avanzar en el respeto a la diversidad cultural y en el fomento de la igualdad entre hombres y mujeres.

Facilitar la prevención, detección, tratamiento, seguimiento y resolución de los conflictos que pudieran plantearse en el centro, así como de todas las manifestaciones de violencia, especialmente de la violencia de género y de las actitudes y comportamientos xenófobos y racistas.

Facilitar la mediación para la resolución pacífica de los conflictos.


4. NORMAS DE CONVIVENCIA GENERALES DEL CENTRO.

La concreción de unas normas de convivencia generales para todo el centro no contradice que en cada grupo-clase se redacten otras normas, complementarias de las primeras, que ayuden a la mejora de las relaciones entre todos los agentes que intervienen en el contexto educativo.

La intención es que estas normas sean primero conocidas y segundo asumidas por todos, y se hagan extensivas a cada uno de los servicios que el centro presta a la comunidad (Aula matinal, comedor escolar, transporte escolar y actividades extraescolares).

Hay que hacer hincapié en el hecho de que estas normas:

Deben ser claras y concretas. Todos deben saber cuándo se han cumplido o no.

Deben ajustarse a las normas de rango superior.

Deben ser imprescindibles para organizar la convivencia.

Siempre que sea posible, deben estar formuladas en sentido positivo.

Podemos enunciar las siguientes:

Conocido el horario del centro, las familias han de tener en cuenta que las puertas se abren un poco antes de las nueve de la mañana y permanecen abiertas hasta las 9 y 10 minutos. Después de las 9 y 10 minutos no se permite la entrada al centro del alumnado.

La incorporación del alumnado a la actividad académica, de no producirse antes de las 9 y 10 minutos, debe hacerse en el intervalo del recreo (de 11:45 a 12:15 horas), con la finalidad de no hacerlo durante el desarrollo de las sesiones de clase.

De la misma manera se procederá en el supuesto de tener que abandonar el centro en medio de la jornada. Se hará siempre, y previo conocimiento del tutor/a, en el intervalo del recreo (de 11:45 a 12:15 horas).

La jornada escolar finaliza a las 14:00 horas. La recogida del alumnado debe hacerse a esa hora y nunca más tarde.

En las actividades extraescolares las familias deben cumplir de igual manera con los horarios establecidos que previamente se darán a conocer por parte de los tutores/as.

Sólo en dos supuestos pueden acceder los padres/madres/guardadores legales a las dependencias del centro durante la jornada escolar: a) cuando se les avise por cualquier circunstancia, y b) cuando tengan que hacer alguna gestión administrativa en la secretaría o en las dependencias de la AMPA.

Para cada curso escolar se harán públicos los horarios de atención al público de la secretaría del centro, de la dirección, de la jefatura de estudios y del coordinador/a del plan de apertura. Una vez conocidos estos horarios se han de respetar por parte de los usuarios.

En lo que respecta a la participación del alumnado en el “Programa de bilingüismo”, antes de la terminación de cada curso escolar se procederá a informar a las familias de nuevo ingreso en primaria, de todo lo relacionado con el desarrollo del citado programa, así como del procedimiento a seguir para la adscripción del alumnado.

Durante el primer curso de implantación del Programa Bilingüe, y sólo durante el primer curso, en el supuesto de quedar alguna vacante, se utilizará el orden establecido por el sorteo para ocupar dicha vacante

Para los alumnos y alumnas que ya están en el Programa Bilingüe, en el supuesto de que las familias opten por sacar a su hijo/a de dicho programa, el procedimiento a seguir será el siguiente: a) Escrito razonado dirigido al tutor/a de su hijo/a; b) Consideración del contenido del escrito por parte del Equipo educativo que atiende a su hijo/a; y c) Respuesta razonada del Equipo Educativo aceptando o no la petición, previa audiencia a la familia.

Pasado un curso escolar desde la iniciación del Programa de Bilingüismo, cuando se produzcan vacantes en algunos grupos, será el equipo educativo de cada nivel el que proponga a las familias, argumentando al respecto, la inclusión de nuevos alumnos/as hasta completar el número inicial.

De la misma manera se procederá en el supuesto de que las circunstancias aconsejen la retirada de algún/a alumno/a del Programa de Bilingüismo. Será el Equipo Educativo que atiende a dicho alumno/a quién razonará ante la familia la conveniencia de tal decisión. En todos los casos la familia ha de ser oída.

Con carácter general, una vez que los Equipos de Ciclo hayan programado las actividades extraescolares correspondientes a cada curso escolar, si en el momento de ponerlas en marcha no se cuenta con un mínimo del 75% del alumnado de cada grupo-clase o de cada nivel educativo, la actividad quedará suspendida.

Las actividades complementarias, incluidas en las programaciones anuales y que no suponen gasto alguno para los alumnos/as, tienen carácter obligatorio. Las ausencias a dichas actividades han de ser justificadas por las familias de la misma forma que las ausencias a clase.

En relación con la evaluación del alumnado hay que hacer hincapié en la consideración de evaluaciones oficiales que hacen referencia a las del final de cada ciclo. Se evalúa en Infantil, Primer ciclo, Segundo ciclo y Tercer ciclo de primaria. Dicho esto, las reclamaciones sobre la evaluación y la consiguiente promoción se han de hacer sobre las evaluaciones finales de cada ciclo.

El procedimiento a seguir para reclamar sobre la evaluación y la promoción del alumnado será la siguiente: a) Escrito razonado dirigido al tutor/a de su hijo/a; b) Análisis de ese escrito por parte del Equipo Educativo que atiende a su hijo/a; c) Respuesta razonada por parte del Equipo Educativo, previa audiencia a la familia.

En el Plan de Atención a la Diversidad, puesto en marcha cada curso escolar siguiendo la normativa en vigor, cada Equipo Educativo propondrá, coordinado por el tutor/a de cada alumno, qué alumnos/as serán los usuarios de dicho Plan de Atención así como las actividades que han de llevar a cabo. Corresponde al Equipo Educativo esta decisión, de la que informará a cada familia.

4.1.NORMAS PARA EL ALUMNADO

Respeto de las pertenencias y objetos personales de nuestros compañeros y compañeras.

Respeto del turno de palabra en las intervenciones, asambleas, debates, etc.

Solución de los problemas a través del diálogo y el consenso, evitando las peleas, gritos e insultos.

Dirigirnos a los compañeros y compañeras por su nombre, sin usar apodos despectivos o diminutivos.

Evitar discriminar a los compañeros y compañeras en cualquier actividad (grupos de trabajo, juegos, deportes, excursiones, etc.).

Respetar la explicación del profesor o profesora y levantar la mano para preguntar lo que no se entienda.

Evitar hacer ruido, gritar, hablar fuerte o deambular por la clase cuando los demás estén trabajando.

Esforzarnos y colaborar con los compañeros y compañeras en los trabajos en equipo.

Traer a clase los materiales necesarios para el trabajo diario: libros, libretas, diccionarios, equipo de educación física, instrumentos de música, etc.

Mantener limpia la clase y el patio, evitando tirar al suelo papeles, bocadillos, chicles, etc.

Entrar y salir de clase sin correr, saltar o empujar.

Mantener limpias las mesas de trabajo, evitando rayarlas, agujerearlas o cualquier otra acción que las ensucie o deteriore.

Cuidar y conservar los libros de texto, de la biblioteca de aula o del centro.

Hacer uso correcto de los materiales del laboratorio. Gimnasio, aula de música, etc.

Utilizar los ordenadores personales para aquellas actividades propuestas por el maestro/a responsable de cada asignatura.

Recoger todas las cosas y colocar las sillas encima de las mesas, para facilitar la limpieza, al acabar la última hora de clase.

Realizar las tareas escolares propuestas para el desarrollo de la programación de cada asignatura, tanto en clase como en casa.

Asistir regularmente a clase y, en el caso de ausencia, justificar el motivo de la misma.

Llegar a clase con puntualidad para iniciar la jornada escolar junto con el resto de los compañeros/as.

4.2. NORMAS PARA LAS FAMILIAS

Cumplir los horarios de entrada (9 horas) y de salida del centro (14 horas).

Justificar puntualmente las ausencias de su hijo/a.

Mantenerse fuera del recinto escolar durante el horario lectivo, salvo indicación contraria del tutor/a de su hijo/a o por la necesidad de hacer alguna gestión administrativa.

Utilizar como primera instancia para comunicarse con el centro la del tutor/a de su hijo/a.

Acudir a las tutorías cuando sea requerida por el tutor/a de su hijo.

Solicitar tutoría cuando lo crea conveniente para recibir información sobre cualquier aspecto relacionado con su hijo/a.

Proporcionar al centro algún teléfono de contacto operativo a fin de ser informada de cualquier incidencia durante la jornada lectiva.

Comunicar al centro cualquier tipo de información relacionada con la tutela de su hijo/a en caso de separación de los padres.

Controlar, en el tiempo de ocio de su hijo/a, la realización de las tareas escolares propuestas con un mínimo de calidad en relación con el nivel educativo de su hijo/a.

Acudir a las reuniones informativas que durante el curso escolar se programen respecto a diferentes temas: plan de trabajo, tutorías grupales, actividades extraescolares, evaluación y promoción, plan de transición, etc.

Procurar a su hijo/a los materiales necesarios para poder llevar a cabo las tareas escolares.

Recibir información personalizada sobre aspectos relativos a la marcha académica, la recuperación, la evaluación y la promoción de su hijo/a.

Manifestar su opinión sobre la evaluación y la promoción en los términos que contempla la normativa en vigor.

4.3. NORMAS PARA EL PROFESORADO

Cumplir el horario lectivo de entrada (9 horas) y de salida del centro (14 horas) y el no lectivo (16 a 19 horas).

Justificar puntualmente sus ausencias y sus retrasos.

Controlar diariamente la asistencia del alumnado correspondiente a su tutoría.

Utilizar el horario de tutoría para atender los requerimientos de las familias.

Ser el nexo de unión entre familia y centro.

Convocar a los padres, madres y guardadores legales de sus alumnos/as a la reunión de principio de curso según el calendario elaborado por la Jefatura de Estudios.

Disponer de los teléfonos de contacto de las familias de sus alumnos para poder comunicar cualquier incidencia que se produzca.

Proceder a la elección de delegados y delegadas de clase en los términos contemplados en este plan de convivencia.

Proceder a la elección de delegados y delegadas de padres y madres de alumnos en los términos contemplados en este plan de convivencia.

Elaborar las normas de convivencia del aula en colaboración con sus alumnos y alumnas.

Resolver los conflictos de convivencia según lo contemplado en el Decreto 19/2007 de 23 de enero y las competencias atribuidas a los delegados y delegadas de los alumnos y a los delegados y delegadas de los padres.

Coordinar, junto con el/la maestro/a de apoyo la atención educativa del alumnado con dificultades de aprendizaje.

Iniciar el protocolo de actuación en caso de alumnos/as con posibles necesidades educativas especiales.

Poner en conocimiento del Equipo Directivo los casos de absentismo escolar en los términos contemplados en este plan de convivencia.

Establecer compromisos educativos con las familias de cara a mejorar los resultados escolares, la motivación por las tareas académicas o las conductas contrarias a las normas de convivencia.

Colaborar en el agrupamiento de los alumnos y alumnas cuando, al inicio de cada ciclo escolar, se lleve a cabo el primer agrupamiento o alguna modificación del agrupamiento del ciclo anterior, respetando las pautas recogidas en la normativa en vigor.

4.4.NORMAS DEL AULA (por ciclos)

Pueden ser redactadas para cada nivel educativo por los equipos de Ciclo, sin contradecir las Normas Generales del Centro.

4.5.NORMAS DEL AULA MATINAL

Es considerada la actividad del Aula Matinal como una extensión de la tarea educativa que realiza el centro, sólo que en un horario en el que sólo están presentes los trabajadores de la empresa subsidiaria de ese servicio. Serán los responsables del servicio los que pondrán en conocimiento de la Comisión de Convivencia, a través del director, las incidencias que en ella se originen. A partir de ahí se utilizarán los mismos procedimientos que para los conflictos de convivencias que se originen en el horario lectivo.

4.6.NORMAS DEL COMEDOR

Para el comedor escolar podemos actuar de la misma manera que para el aula matinal.

4.7.NORMAS DEL TRANSPORTE ESCOLAR

Lo mismo que en el apartado anterior.

4.8. NORMAS DE LAS ACTIVIDADES EXTRAESCOLARES

Lo mismo que en el apartado anterior.


5. COMPOSICIÓN, PLAN DE ACTUACIÓN Y DE REUNIONES DE LA COMISIÓN DE CONVIVENCIA DEL CENTRO.

La Comisión de Convivencia se constituirá en el seno del Consejo Escolar del Centro y en ella estarán representados todos los sectores de la comunidad educativa. Formarán parte de ella el/la directora/a, el/la jefe de estudios, dos maestros/as, dos padres/madres, el/la representante del AMPA en el consejo escolar y el/la representante del PAS.

El Plan de actuación se llevará a cabo de acuerdo con las funciones que la normativa en vigor le encomienda.

Canalizar las iniciativas de todos los sectores de la Comunidad Educativa para mejorar la convivencia, el respeto mutuo, así como promover la cultura de paz y la resolución pacífica de los conflictos.

Adoptar las medidas preventivas necesarias para garantizar los derechos de todos los miembros de la comunidad educativa y el cumplimiento de las normas de convivencia del centro.

Desarrollar iniciativas que eviten la discriminación del alumnado, estableciendo planes de acción positiva que posibiliten la integración de todos los alumnos y alumnas.

Mediar en los conflictos planteados.

Conocer y valorar el cumplimiento efectivo de las correcciones y medidas disciplinarias en los términos que hayan sido impuestas.

Proponer al consejo escolar las medidas que considere oportunas para mejorar la convivencia en el centro.

Dar cuenta al pleno del consejo escolar, al menos dos veces a lo largo del curso, de las actuaciones realizadas y de las correcciones y medidas disciplinarias impuestas.

Realizar, por delegación del Consejo Escolar, el seguimiento del plan de convivencia y coordinación de actuaciones y medidas contenidas en el mismo. Asimismo, valorará los avances que se vayan produciendo en su desarrollo, identificará las dificultades que surjan y propondrá al consejo escolar las medidas que considere oportunas para mejorar la convivencia en el centro.

Cualesquiera otras que puedan serle atribuidas por el consejo escolar, relativas a las normas de convivencia en el centro.

La Comisión de Convivencia tendrá al menos cinco reuniones anuales de acuerdo con las funciones que tiene encomendadas:

Al inicio del curso donde se abordarán fundamentalmente las tres primeras funciones anteriormente comentadas.

Una en cada trimestre.

Una final en la que se realizará una evaluación del desarrollo del Plan de Convivencia y la memoria del mismo, con un análisis sobre los avances producidos, las dificultades, los puntos débiles, etc., y, en consecuencia, formulará las propuestas de mejora que se consideren convenientes.


6. AULA DE CONVIVENCIA DEL CENTRO

“Los centros educativos podrán crear aulas de convivencia para el tratamiento individualizado para el alumnado, que como consecuencia de la imposición de una corrección o medida disciplinaria por alguna de las conductas tipificadas en los artículos 20 y 23 del presente decreto, se vea privado de su derecho a participar en el normal desarrollo de las actividades lectivas” (Decreto 19/2007 de 23 de Enero).

Quizás por las posibilidades de organización que tiene en la actualidad un centro de Infantil y de Primaria este modelo de Aula de Convivencia que contempla el Decreto antes citado no resulta adecuado. La necesidad de contar con un profesorado, a tiempo completo o parcial, que atienda este aula es de una gran dificultad para nuestro modelo organizativo. Pero como la filosofía del Decreto es la de evitar, en la medida de lo posible, la privación del derecho a la atención educativa expulsando al alumno del centro, durante un determinado tiempo, se puede plantear un modelo que combine los dos aspectos.

El/la alumno/a es sancionado/a pero sigue recibiendo atención educativa en un espacio que no es el que le corresponde a su grupo-clase. Se trataría, entonces, de arbitrar las medidas oportunas para poder llevar esto a cabo.

La propuesta sería entonces, la siguiente: “Sólo para las conductas contempladas en el Capítulo II del Decreto 19/2007, de 23 de enero, en el supuesto de que sean sancionadas con la pérdida del derecho a asistir a clase, el alumno o alumna sujeto de la sanción acudirá durante el plazo de tiempo establecido a una de las aulas de su ciclo, preferentemente de su mismo nivel y, si eso no fuera posible, a la del otro nivel dentro de su ciclo. Las actividades académicas a desarrollar durante ese tiempo serán coordinadas por el/la tutor/a. De dicha decisión habrá de darse información previa a la familia del alumno/a”.


7. FUNCIONES DE LOS DELEGADOS Y DELEGADAS DEL ALUMNADO EN LA MEDIACIÓN PARA LA RESOLUCIÓN PACÍFICA DE LOS CONFLICTOS QUE PUDIERAN PRESENTARSE ENTRE EL ALUMNADO O ENTRE ÉSTE Y ALGÚN MIEMBRO DEL EQUIPO DOCENTE, PROMOVIENDO SU COLABORACIÓN CON EL TUTOR O LA TUTORA DEL GRUPO.

Como muy tarde, en la segunda quincena del mes de Octubre de cada curso escolar, cada grupo-clase procederá a la elección de los delegados y delegadas de clase. El procedimiento a seguir será el siguiente: a) presentación de candidaturas en igualdad de condiciones para niños y niñas; b) elección por mayoría simple de tres niñas y de tres niños; c) cada pareja (niña-niño) hará las veces de delegada-delegado durante un trimestre escolar.

Las funciones de estas parejas serán establecidas por los Equipos de Ciclo teniendo en cuenta sus edades y las posibilidades reales de llevarlas a la práctica en el contexto del aula. En todo caso se habrá de hacer mención del papel que les corresponde en la mediación de los conflictos que se produzcan entre el propio alumnado o entre éstos y cualquier miembro de la comunidad educativa.


8. PROCEDIMIENTO DE ELECCIÓNY FUNCIONES DEL DELEGADO O DE LA DELEGADA DE LOS PADRES Y MADRES DEL ALUMNADO.

Por cada grupo-clase se procederá a elegir a una pareja (madre-padre-guardador/a legal) en calidad de delegados de los padres/madres del alumnado.

La elección se llevará a efecto en la primera reunión de tutoría grupal que las/los tutoras/es harán a principios de cada curso escolar, según calendario facilitado por la Jefatura de Estudios. El procedimiento a seguir será el siguiente: a) Presentación de candidaturas; b) elección por mayoría simple de alguna de las candidaturas presentadas.

La pareja designada desempeñará su función durante un curso escolar.

Sus funciones serán:

Establecer mecanismos para la coordinación con la persona responsable de la tutoría del grupo-clase.

Canalizar las iniciativas de los padres y madres del grupo-clase para mejorar la convivencia, el respeto mutuo, así como promover la cultura de paz y la resolución pacífica de los conflictos.

Promover, junto con el tutor-a, las medidas preventivas necesarias para garantizar los derechos de todo el alumnado, así como los de los padres y madres del grupo-clase, y el cumplimiento de las normas de convivencia del centro y del aula.

Desarrollar iniciativas que eviten la discriminación del alumnado en el grupo-clase, estableciendo planes de acción positiva que posibiliten la integración de todos los alumnos y alumnas.

Conocer las incidencias y mediar en la resolución pacífica de conflictos entre el propio alumnado o entre éste y cualquier miembro de la comunidad educativa.

Conocer y valorar el cumplimiento efectivo de las correcciones y medidas disciplinarias en los términos que hayan sido impuestas al alumnado del grupo-clase.

Proponer a sus representantes en el consejo escolar las medidas que considere oportunas para mejorar la convivencia en el centro.


9. MEDIDAS A APLICAR EN EL CENTRO PARA PREVENIR, DETECTAR, MEDIAR Y RESOLVER LOS CONFLICTOS QUE PUDIERAN PLANTEARSE.

Se incluirán como actuaciones preventivas, al menos, las siguientes:

Actividades encaminadas a facilitar la integración y la participación del alumnado. En este sentido, se incluirán actividades de acogida para el alumnado que se matricule en el centro por primera vez, así como actividades que faciliten el conocimiento por parte de todo el alumnado de las normas de convivencia, tanto generales del centro, como particulares del aula, especificando los derechos y deberes de los alumnos y alumnas y las correcciones o medidas disciplinarias que, en su caso, se aplicarían.

Medidas para dar respuesta a la diversidad del alumnado. Cuando se adoptan medidas que atienden las dificultades de aprendizaje y la singularidad que presenta el alumnado, éste se siente integrado en las actividades que se desarrollan en el aula y en el centro, con lo que se contribuye a la mejora de la convivencia.

Actividades dirigidas a favorecer la relación de las familias y el centro educativo. En concreto, se establecerá el procedimiento para garantizar el conocimiento por parte de las familias de las normas de convivencia del centro y se programarán actuaciones para favorecer la participación de las familias en la vida del mismo.

Actividades dirigidas a la sensibilización frente a casos de acoso e intimidación entre iguales, dirigidas al alumnado, al profesorado y a las familias.

Actividades dirigidas a la sensibilización de la comunidad educativa en la igualdad entre hombres y mujeres.

Medidas de carácter organizativo que posibiliten la adecuada vigilancia de los espacios y tiempos considerados de riesgo, como los recreos, las entradas y salidas del centro y los cambios de clase.

Para cada una de las actividades incluidas se explicitará la persona o personas responsables de las mismas, los recursos con que cuenta el centro para llevarlas a cabo, la metodología o procedimiento más adecuado a la hora de llevarlas a la práctica, el contenido concreto de las actividades, los espacios físicos en los que se desarrollarán y la temporalización.

Compromisos de convivencia.

Dentro de las medidas de carácter preventivo, con objeto de que sirva para evitar situaciones de alteración de la convivencia o para prevenir el agravamiento de las mismas, las familias del alumnado que presente problemas de conducta y de aceptación de las normas escolares podrán suscribir con el centro un compromiso de convivencia, con objeto de establecer mecanismos de coordinación con el profesorado y otros profesionales que atienden al alumno o la alumna y de colaborar en la aplicación de las medidas que se propongan, tanto en el tiempo escolar como en el extraescolar, para superar dicha situación.

La suscripción del compromiso de convivencia se hará por iniciativa de la familia del alumno o alumna o de su tutor o tutora.

Deben concretarse las situaciones en que podrá aplicarse esta medida y el marco general de las actuaciones que, tanto por parte del centro como de las familias, se realizarán al amparo de estos compromisos.

En los compromisos de convivencia, de los que quedará constancia por escrito, se establecerán:

Las medidas concretas que se acuerden para superar la situación de rechazo escolar que presenta el alumnado.

La fecha y los cauces de evaluación de la efectividad de las mismas.

La posibilidad de modificar el compromiso, en caso de incumplimiento por alguna de las partes o de que las medidas adoptadas no den el resultado esperado.

Procedimiento:

El tutor o tutora dará traslado al director o directora del centro de cualquier propuesta de compromiso de convivencia, con carácter previo a su suscripción, para que éste verifique el cumplimiento de las condiciones previstas en el plan de convivencia para la aplicación de esta medida. Una vez verificadas las condiciones, el director o directora autorizará al tutor o tutora para que lo suscriba.

Una vez suscrito el compromiso de convivencia, el tutor o tutora dará traslado del mismo a director o directora del centro, que lo comunicará a la Comisión de Convivencia.

Este tipo de compromiso también podría firmarse conjuntamente entre el centro, la familia y el propio alumno o alumna, como manifestación de que existe voluntad de modificar aquellas actitudes o comportamientos que atentan contra la convivencia en el centro. En este caso, al modelo que se presenta a continuación se le añadiría un nuevo apartado con los compromisos que acepta el propio alumno o alumna y sería igualmente firmado por él o ella.


MODELO DE COMPROMISO DE CONVIVENCIA

D/Dª…………………………………………………………………………………., representante legal del alumno/a……………………………………………………………………………………………………..

Matriculado en este centro en el curso escolar……………….., en el grupo…………….

Y D/Dª…………………………………………………………………………………….en calidad de tutor/a de dicho alumno/a, se comprometen a:

COMPROMISOS QUE ADQUIERE LA FAMILIA

Asistencia diaria y puntual del alumno/a al centro.

Asistencia al centro con los materiales necesarios para la clase.

Colaboración para la realización de las tareas propuestas por el profesorado.

Colaboración con el centro para la modificación de la conducta del alumno/a y seguimiento de los cambios que se produzcan.

Entrevista semanal/quincenal/mensual con el tutor/a del alumno/a

Colaboración para mejorar la percepción por parte del alumno/a del centro y del profesorado.

Otros:

COMPROMISOS QUE ADQUIERE EL CENTRO

 Control diario e información inmediata a los representantes legales sobre la ausencia del alumno/a.

Seguimiento de los cambios que se produzcan en su actitud e información a la familia.

Aplicación de medidas preventivas para mejorar su actitud (aula de convivencia, mediación, tutorización entre iguales,…

Entrevista entre el representante legal del alumno y el tutor/a con la periodicidad establecida.

Otros:

En ……………………….a……………de………………………………….de………..

EL TUTOR/A LOS REPRESENTANTES LEGALES

Fdo.:…………………………………… Fdo.:………………………………………..

VºBº DIRECTOR/A

Fdo.:………………………………………….


 

10. ACTUACIONES DE LA TUTORA O EL TUTOR Y DEL EQUIPO DOCENTE DE CADA GRUPO DE ALUMNOS Y ALUMNAS PARA FAVORECER LA INTEGRACIÓN DEL ALUMNADO DE NUEVO INGRESO, TANTO EN EL AULA COMO EN EL CENTRO.

Con el objeto de favorecer la integración del alumnado de nuevo ingreso, tanto en el aula como en el centro, se establecen diversos mecanismos, que se pueden poner en práctica por parte del tutor/a del grupo y del Equipo Educativo que lo atiende.

- Programa de Transición. Cuando el alumno procede de otro centro se establecerán los procedimientos pertinentes para obtener la máxima información del alumno o alumna en cuanto a su trayectoria académica, personal y de integración social en el anterior centro.

- Plan de Acogida a nivel de centro. Tiene como finalidad lograr la mayor aceptación de toda la comunidad educativa, fomentando actitudes positivas y de cooperación hacia el nuevo alumnado. Se pretende con ello:

Propiciar un ambiente escolar en el que el nuevo alumnado y sus familias se sientan bien acogidos.

Dar a conocer a las familias y al alumnado las características básicas del centro.

Contribuir a que las familias se sientan parte integrante de la Comunidad Educativa y fomentar su participación.

- Plan de Acogida en el aula. Puede tener dos variantes:

Que todo el alumnado sea nuevo en el aula, en cuyo caso se comenzará realizando actividades que permitan el conocimiento de los integrantes del grupo.

Que llegue un nuevo alumno o alumna cuando el grupo-clase ya está configurado, en cuyo caso se presentaría dentro del grupo, se explicarían las normas, se realizaría una valoración que permita conocer su competencia curricular y, si se estima conveniente, se le nombraría temporalmente un compañero o compañera tutor/a que lo integraría en el resto de los espacios y de la cultura del centro.


 

11. ESTRATEGIAS Y PROCEDIMIENTOS PARA REALIZAR LA DIFUSIÓN, EL SEGUIMIENTO Y LA EVALUACIÓN DEL PLAN.

El Plan de Convivencia cobrará sentido cuando todos los sectores implicados en el centro lo interioricen y lo hagan suyo. Para que se convierta en un verdadero instrumento para la mejora de la convivencia debe ser conocido, valorado y evaluado por todos los sectores de la Comunidad Educativa.

El Profesorado a través de las distintas estructuras de gobierno y coordinación docente que tiene establecidas:

  • Consejo Escolar y Comisión de Convivencia
  • Claustro de Profesores
  • Equipo Técnico de Coordinación Pedagógica
  • Equipos Educativos
  • Equipos de Ciclos

Las Familias a través de las distintas estructuras de participación establecidas en el Centro:

  • Consejo Escolar y Comisión de Convivencia
  • Asociación de Padres y Madres
  • Padres y Madres de un Aula
  • Tutoría Grupal e Individual

El Alumnado a través de:

  • Sus padres y madres
  • Su tutor o tutora
  • Asambleas de Aula

Otro personal del Centro e Instituciones: dado que suelen ser un número escaso de miembros e instituciones interesadas, facilitándoles un ejemplar del mismo.

A nivel institucional se puede:

  • Difundir el documento entre todos los sectores de la comunidad educativa.
  • Darlo a conocer en la sesión de acogida del nuevo alumnado al Centro.
  • Hacerlo público en la reunión de principios de curso con todos los padres/madres de cada grupo-clase.
  • Tenerlo en Secretaría a disposición de todos los miembros de la comunidad educativa que lo soliciten.
  • Publicarlo en la página web del Centro.

En cuanto al seguimiento y evaluación del Plan de Convivencia quedan encomendados a la Comisión de Convivencia y al Consejo Escolar, que tras las reuniones establecidas podrán realizar un breve documento con el análisis realizado y las propuestas de mejora, que se difundiría de la misma forma que el documento inicial del Plan.

   
   
| Martes, 21. Agosto 2018 || Designed by: LernVid.com |